La formación médica de calidad constituye un proceso complejo, continuo y dinámico, con una integración progresiva de conocimientos, habilidades y actitudes, es decir competencias en el pre-grado, pos-grado y desarrollo profesional continuo, encaminados a mejorar la salud individual y colectiva en las comunidades, mediante acciones críticas y reflexivas para integrarse y transformar el sistema de salud.

educacion medica

La formación por competencias sustentables propicia que los médicos respondan con idoneidad a demandas complejas en entornos dinámicos que presentan incertidumbre mediante desempeños sustentados en el mejor conocimiento disponible (explícito y tácito) con profesionalismo y ética.

Implican la movilidad articulada de diversos saberes: saber conocer, saber hacer y saber ser, que orientan la toma decisiones y en su caso el uso fundamentado de la tecnología, para responder a los problemas y retos de salud (actual y futuros) mediante el trabajo ínter, multi y transdisciplinario.

No obstante, la formación médica que se promueve en las escuelas y facultades de medicina no ha seguido el ritmo de estos desafíos, en gran parte debido a la diversidad de estructuras curriculares que en su mayoría presentan la fragmentación de los currículos tradicionales y estáticos, egresando médicos con carencias en su perfil profesional.

¡Comparte tu opinión con nosotros!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>